Educación, Psicología

¡Vuelta al cole!

El nuevo curso se acerca, las vacaciones se terminan y muchos no quieren volver a empezar porque el año académico se les hace muy cuesta arriba. En RMind estamos siempre intentando mejorar, porque siempre hay cosas nuevas que aprender. Para ello nos autoevaluamos y queremos compartir con vosotros algunos de los resultados que hemos encontrado, que podrían ayudar a que la vuelta al cole no fuese demasiado complicada.

resultados académicos

En esta simple gráfica (gráfica 1) podemos comparar los resultados que hemos obtenido durante el curso 2018 – 2019 entre las personas que reciben apoyo escolar desde principio de curso y aquellas que se matriculan a pocos meses de terminar el año académico. De los primeros, aquellos alumnos que empezaron desde el principio y siguieron matriculados hasta el final, el 100% logró aprobar. Sin embargo, este éxito se divide a la mitad cuando acuden a nosotros con el curso mucho más avanzado.

La principal razón que hemos encontrado es que cuando se acude a un centro de apoyo tan tarde, a veces se ha esperado demasiado y vienen con lo que llamamos “efecto bola de nieve”: alumnos que empezaron suspendiendo una asignatura o dos en una evaluación (sólo habría que haber recuperado 2 partes) pero que cuando acuden a nosotros en la tercera evaluación el número de asignaturas y evaluaciones a recuperar se ha triplicado (vienen con 3 asignaturas y ya son 6 partes a recuperar, además del retraso académico que llevan para pasar la última evaluación) (gráfica 2). A veces, hacemos milagros… pero no deberíamos de necesitarlo, es posible que no llegue.

Asignaturas suspensas

Obviamente, al acudir con más frentes abiertos la carga horaria se dispara en comparación con los alumnos que están matriculados todo el curso (gráfica 3). Esto además conlleva que no afiancen bien los conocimientos por falta de tiempo y, por lo tanto, que la base de esa asignatura no consolida y habrá que dedicarle más tiempo en el futuro; que casi no tengan tiempo libre y los alumnos son personas, no sólo estudiantes; y que, a veces, otras asignaturas se vean afectadas debido a que se les baja el tiempo de dedicación.

Horas semanales

Por todo eso y para que la vuelta al cole sea más «light», insistimos a todas las personas que contactan con nosotros en que empiecen el 2 de septiembre. Esto nos permite repasar algunas cosas básicas antes del inicio de curso y que los colegios no tienen tiempo de volver a mirar, nos da la oportunidad de ver en qué nivel está cada alumno en cada asignatura, nos ofrece el tiempo necesario para dar una base de técnicas de estudio y se convierte en un inicio de curso más gradual, ya que todavía tienen las mañanas libres.

Si además añadimos que les hacemos planificaciones individuales durante todo el curso, que en la matrícula está incluida una reunión inicial entre nuestra orientadora y el tutor del colegio de cada alumno, que les damos material teórico simplificado, que disponen de ejercicios prácticos de diferentes dificultades (porque no todos los colegios tienen el mismo nivel para el mismo curso) y con resoluciones paso a paso para que puedan autocorregirse en casa, que se enfrentan a simulacros de examen antes de llegar al examen en el colegio, que damos un feedback continuado a los padres y que hacemos un seguimiento de todas las asignaturas, no sólo de las que cursan aquí; todo esto, nos garantiza cierto grado de éxito que invade a nuestros alumnos y ganan en motivación, autonomía y autoestima.

Contáctanos y aprovecha la hora de prueba gratuita hasta septiembre, así como la matrícula (de 35€) gratuita.

La vuelta al cole no tiene por qué ser cuesta arriba, ¡empieza ahora!