Educación, Sociedad, Trabajo

El título SÍ importa

En el mercado laboral actual en España tenemos la sensación de que los títulos ya no valen nada y que son muchos los jóvenes sobrecualificados que tienen que huir de una situación precaria a otros países. Muchas veces, una vez que llegan se encuentran en una situación igual de precaria, pero siempre con el pensamiento positivo de que al menos aprenden inglés, conocen una nueva cultura y amplían sus miras y experiencia en la vida. La cuestión que nos debemos plantear es, ¿y aquellos que no tienen estudios? ¿Por qué me da la sensación de haber estudiado para nada? Los datos hablan de manera objetiva y nos quitan determinadas percepciones erróneas que tenemos. El análisis comparativo de los datos del paro nos muestra que en general España se sitúa en un 14% de paro, sin embargo, dentro de la población con estudios representa un 8,67% (curiosamente, el mismo dato que el paro general en Francia). También sabemos que el 35% de los jóvenes españoles de entre 25 y 34 años no tiene ni el Bachillerato (el doble que en la OCDE), de los cuales la mayoría tendrán un futuro bastante incierto. Y esa es la realidad.

Al español le encanta opositar, y con razón, ya que te aseguras un puesto fijo para lo que te resta de vida con un sueldo más o menos digno, en función del grupo al que puedas optar. Pues de nuevo nos encontramos esas grandes diferencias, para cualquier grupo tienes que cumplir con un mínimo de estudios. Empezamos con el grupo C, el menos exigente con los estudios. Con el C2, para el cual necesitas el graduado en ESO, solo puedes optar a tareas administrativas de apoyo, y con el C1, titulo de bachillerato o técnico, se amplían enormemente los puestos a los que se pueden optar, desde agente forestal hasta bombero de aeropuertos de Aena. El resto de grupos ya exigen estudios de varios años, pero para el grupo C, simplemente con un examen de prueba libre de obtención del graduado en ESO o la prueba de acceso a la universidad para mayores de 25 años tienes la opción de conseguir la estabilidad que quieres.

Si seguimos dentro del trabajo estable, pero ya en otro ámbito como el militar, también sabemos lo importante que resulta tener unos estudios adecuados para no tener límites a la hora de alcanzar el rango que se proponga como meta. En cualquier caso, el título de bachillerato y la prueba de acceso a la universidad abren las puertas para empezar con buen pie dentro del ejército y poder llegar a promocionarse estudiando una carrera dentro de la rama que nos interese. Por poner un ejemplo, para poder ser suboficial sin un título universitario previo se puede entrar con el título de bachillerato (equivalente al acceso a la universidad para mayores de 25 años) o haber superado el examen de acceso a ciclos formativos de grado superior. Estas dos pruebas, con un poco de dedicación y la ayuda de RMind son fáciles de sacar y nos ayudan a derribar los muros que muchas veces nos impiden cumplir el sueño de conseguir el trabajo de nuestra vida.

Cada vez son más los trabajos para los que se exigen unos mínimos requisitos en cuanto a estudios. Y un ejemplo es el de camionero. Recientemente, el nuevo Reglamento de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres plantea una exigencia impuesta por la Unión Europea para desempeñar la figura del Gestor de Transporte en todas las empresas y que afecta a quienes quieran hacerse autónomos y los empresarios que tengan a cargo varios empleados dentro de este negocio. Todos ellos deberán tener el título de bachillerato a partir del 1 de julio de 2020. Cuando esta noticia salió en los medio de comunicación hubo muchos que se planteaban abandonar este sector con tal de no sacarse el título, pero ¿a caso sabían que con el acceso a mayores de 25 años se puede obtener esta titulación? Son muchos ya los alumnos que han conseguido pasar con éxito esta prueba y que, en la mayoría de los casos, su situación laboral e incluso su vida ha cambiado por completo.

Derriba tus muros y no dejes que un simple examen determine tu futuro. Tú decides, RMind te ayuda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *