educacion distancia
Educación

Los obstáculos de la educación a distancia

Hay muchas personas que se plantean estudiar a distancia: graduado en ESO, etapa escolar, título de bachillerato, una carrera universitaria, etc. Pero la educación a distancia no es tan sencilla como parece y no está hecha para cualquiera. Las personas que deciden “ponerse manos a la obra” por su cuenta, deben tener en cuenta que van a requerir de ciertas habilidades; principalmente dos.

Por un lado, necesitan ser constantes en su dedicación. Normalmente en este punto es donde se pierden ya la mayoría, empiezan fuerte: programaciones diarias, disfrutando del material, cuadernos ordenados y limpios,… pero la rutina termina por vencerlos y pronto se acaba ese buen ritmo. A un mes de los exámenes, sino menos, será cuando nos demos cuenta de que solos no podemos con todo.

Por otro lado, ser buenos autodidactas es un punto muy importante. Van a leer texto, teorías y se enfrentarán a ejercicios donde probablemente se atasquen. No rendirse en la búsqueda de la respuesta, consultar muchas fuentes y saber dónde encontrar el material será fundamental.

Aunque la institución de educación a distancia más conocida es la UNED, donde puedes estudiar la mayoría de las carreras universitarias teniendo que presentarte presencialmente sólo para los exámenes; pero ni es la única ni se dedica solamente a eso. También se encarga de hacer pruebas de acceso a la universidad española, por todo el mundo, para mayores de 25 años, mayores de 45 años y extranjeros.

Para obtener el graduado de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) o el título de Bachillerato (teniendo más de 18 años), siempre puedes matricularte para los exámenes y hacerte con los temarios para ser tu propio profesor.

Sin embargo, si eres menor de edad y por algún motivo tu residencia cambia con frecuencia, el Centro para la Innovación y Desarrollo de la Educación a Distancia (CIDEAD) es tu centro de estudios. En este caso también se pueden encontrar deportistas de élite que dedican la mayor parte de sus horas diarias al entrenamiento; sin embargo, suelen estar matriculados en colegios especializados y tener un tutor personalizado.

Y llegamos al PERO. Porque además de ser una persona constante y buen autodidacta, hay más cosas que debes tener en cuenta:

  • Por lo general, los temarios son considerablemente más extensos que en las instituciones presenciales. Esto se debe a que intentan compensar la ausencia de la persona que explica los contenidos, con más explicaciones escritas. En algunas ocasiones, los temarios pueden llegar a ser más complejos. No debemos olvidar, que la figura del maestro existe por una razón; sino, todo el mundo estudiaría a distancia.
  • Los temarios no están tan actualizados como en la forma presencial. Por ejemplo, se siguen impartiendo conocimientos en 1º y 2º de bachillerato que ya no entran en la metodología presencia ni en EvAU (selectividad).
  • No existe la posibilidad, ni la facilidad, de resolver las dudas de manera inmediata. Los alumnos recurren a tutoriales y explicaciones que, si bien les pueden ayudar a entender algunos conceptos, no les sirven para presentarlos en los exámenes.
  • Los estudiantes no saben qué parte del temario tiene más importancia y cual menos.
  • Muchos recurren a cursos online masificados y poco personalizados, donde apenas solucionan ninguno de los problemas citados en los anteriores puntos.
  • Al final, el propio método en sí acaba resultando una excusa para abandonar los estudios.

Normalmente en llegados a este punto, todos recurren a algún centro externo para recibir el apoyo necesario y superar sus exámenes, aunque sea “raspando” y sin interiorizar nada. A pesar de que RMind se dedica a prestar ese apoyo, nuestra vocación nos obliga a aconsejaros: MATRICULAROS EN UN CENTRO PRESENCIAL.

Obviamente hay personas que por diferentes motivos: tiempo, familia, trabajo, etc.; no se lo pueden permitir. Si esta es tu situación, contáctanos. Nuestra experiencia con alumnos residentes en países como Estados Unidos, México, Chile o Inglaterra puede ayudarte. Te orientaremos académicamente en todo lo que necesites, desde la prueba/examen que mejor se ajusta a tus objetivos hasta a hacer los trámites que necesites. Te programaremos y proporcionaremos el material exacto para cada caso (ni más ni menos). En función de tu constancia y habilidad como autodidacta, seremos más unos tutores que te resuelven dudas puntuales y te ayudan a programarte o te explicaremos el temario. Te enfrentarás a simulacros de examen y podrás aprender de tus errores (si los tienes).

¡A por tus objetivos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *