Sociedad

Trata de «peludos»

Las Navidades llegan y con ellas muchas familias deciden incorporar nuevos miembros a sus familias, normalmente perros o gatos.

En principio, podríamos decir que hay dos vías para encontrar a ese nuevo miembro: comprarlo o adoptarlo. Desde RMind, queremos indicaros algunos puntos que deberíais tener claros antes de dar el siguiente paso y algunas razones por las que debéis adoptarlo y no comprarlo.

Antes de tomar la decisión final, debéis tener en cuenta que:

  • Necesitan compañía: son animales sociales, ambos necesitan pasar tiempo acompañados y jugar/hacer ejercicio (en el caso de los gatos, hay estudios que demuestran que son más felices si viven con otro gato).
  • Longevidad: los perros suelen vivir de media entre 10 y 13 años, sin embargo, esos datos pueden variar. Aunque no es una norma como tal, cuanto más pequeño de tamaño es el perro, más años vive; pudiendo llegar a los 18 años (el perro más longevo conocido tenía 29 años). En el caso de los gatos, viven unos 16 años si son caseros y unos 6 años si son callejeros (el más longevo que se conoce llegó a los 32 años).
  • Vacaciones: en el caso del perro su familia humana será su punto de seguridad y en muchas ocasiones se puede ir con ellos a todas partes, siempre que lo tengamos en cuenta a la hora de escoger el modo de transporte, seleccionar residencias y actividades durante las vacaciones; mientras que para el gato la seguridad se la da su territorio, por lo que no se recomienda moverlos de casa a no ser que os vayáis a ausentar más de 20 días, pero tendréis que contar con alguien que se encargue de él.
  • Necesidades: el perro debe salir de casa con regularidad, no deberíamos de caer en la costumbre de que sólo salga a pasear para hacer sus necesidades. Los gatos no requieren salir, ellos mismos se suelen regular la comida y usan su arenero cuando lo necesitan. Nosotros sólo tendremos que mantener el arenero limpio de cacas y cambiar la arena cuando lo requiera.
  • Economía: en el caso de los gatos, hacerse con todo lo necesario para que se instale con nosotros ronda los 230€ y su mantenimiento anual los 500€. En el caso de los perros varía en función de su tamaño, principalmente; pero hacerse con el ajuar inicial ronda los 260€ y su mantenimiento anual oscila entre los 300€ y los 1000€ anuales. En ambos casos, si es cachorro o un abuelito el presupuesto anual aumentará.
  • Por último y sin intención de desanimar, debemos tener en cuenta alergias, hijos, accidentes y desperfectos, etc.

Dicho esto, es como si fuésemos a tener un hijo y, en realidad, es así. Nuestra mascota debe llevar un chip por ley que lo vincule con nosotros. Nos dará miles de alegrías y buenos momentos, pero debemos tener claro si queremos que formen parte de nuestras familias.

Ahora, ¿por qué debemos adoptarlo?

  • No potencias una industria de fábrica de vidas. A tu hijo lo tendrías o biológicamente o lo adaptarías, no lo comprarías. ¿Qué crees que ocurre con los cachorros que no consiguen vender y dejan de ser cachorros?
  • Adoptarlo, normalmente, va a ser más económico que comprarlo; pues en la mayoría de los casos el dinero que se “paga” a un refugio es por la comida empleada, las vacunas puestas, el microchip y la castración; dinero que se usará para el siguiente animal que se encuentren. Sin embargo, el que pagas a un comercio (entre 450€ y 1000€) es para ellos como ganancia y no te suelen incluir nada (ni si quiera el microchip obligatorio por ley y con una penalización entre 1500€ y 3000€).
  • Muchos de los animales en los refugios ya han estado en casas antes, por lo que saben cómo comportarse y están acostumbrados a humanos.
  • Adoptar a un adulto. Normalmente cuesta más que sean adoptados, a pesar de que la inversión económica es menor que con un cachorro, de que ya ha desarrollado su carácter como adulto (suele haber menos cambios) y ha recibido algún tipo de educación en muchos casos. Además, en el refugio te van a conocer y te aconsejarán quién coincide más con tu personalidad.
  • Salvarás una vida. Solamente en torno al 40% de los animales de los refugios y asociaciones son adoptados anualmente, por lo que el 8% de los perros y el 15% de los gatos serán sacrificados.
  • Sí, también hay cachorros y perros de “raza” en los refugios.
  • “No te darán gato por liebre”. Vas a la tienda compras un cachorro con pedigrí y cuando crece, lo quieres y ya no te vas a quejar a nadie, pero es mestizo. Te timaron.
  • No te encontrarás con cartillas falsificadas a propósito. Por ejemplo, la edad LEGAL para destetar a un perrito son los 2 meses; pero muchos criadores falsifican sus cartillas y los venden a las tiendas con menos edad. ¿Por qué? Son más “monos”, ¿no? Y ellos tienen menos gastos. ¿Problemas? No come bien todavía, bajadas fuertes de azúcar, bajada de peso superior a lo normal, diarreas y vómitos, no termorregula solo y los dientes le están saliendo, por lo que no comerá con normalidad. Todo esto podría llegar costarle la vida y el dinero lo habrías gastado en balde.

Debemos admitir que nos encantan nuestros amigos peludos, personalmente participamos en rescates de algunos que se encuentran en apuros y perdidos, y colaboramos con refugios y asociaciones. Cualquier duda, ¡aquí estamos para ayudaros!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *