Psicología

«Vive como si fueras a morir mañana. Aprende como si fueras a vivir para siempre» – Mahatma Gandhi

En el día a día nos hacemos revisiones médicas, vamos al dentista, acudimos con frecuencia a la farmacia, si nos duele la espalda nos presentamos ante el fisioterapeuta, etc.; pero no nos quedamos ahí, vamos al gimnasio, nos cuidamos en la peluquería, nos cuidamos las uñas, nos afeitamos, nos depilamos, etc. Todo ello no únicamente con el objetivo de mantener nuestro nivel de salud, sino que buscamos mejorarlo todo lo que podamos.

Sin embargo, cuando estamos tristes, tenemos pérdidas cercanas, fallamos a la hora de alcanzar nuestros objetivos y nos frustramos,… la mayoría no acudimos al psicólogo; por su puesto, cuando todo “va bien” mucho menos pensamos que este tipo de profesionales nos puedan ayudar con nada.

Nuestros profesionales buscan no sólo garantizar una calidad de vida, sino mejorarla en la medida de lo posible. Uno de los grandes déficits que tienen los estudiantes es que nadie les enseña a estudiar, ¿por qué usar 5h en interiorizar un tema de una asignatura cuando podemos hacerlo en 4h? ¿1h no te parece una gran reducción? ¿Y si tienes que hacerlo con 10 temas, en 8 asignaturas, durante 10 años más de tu vida? 800 horas ya suena diferente, ¿verdad? ¿Y si exponer un trabajo, defender un proyecto o dar una conferencia en público fuese coser y cantar?

ÁMBITO PERSONAL

ÁMBITO LABORAL Y ACADÉMICO