PSICOPEDAGOGÍA

El apoyo psicopedagógico es un proceso de ayuda complementario, de carácter educativo que tiene por objetivo potenciar el desarrollo integral de los niños/as y estudiantes. De acuerdo con esto, la figura del orientador/a es necesaria cuando queremos intervenir en algún aspecto del desarrollo INTELECTUAL, SOCIAL o ACADÉMICO en los cuales detectamos alguna carencia o dificultad.

Además, de forma preventiva, podemos actuar realizando evaluaciones e intervenciones que solventen las dificultades o problemas antes de tiempo o cuando éstas están empezando a “dar la cara”.

¿CUÁNDO TENGO QUE ACUDIR AL PSICOPEDAGOGO/A?

  • Bajada de rendimiento académico.
  • Le cuesta seguir el ritmo habitual del aula.
  • Problemas de atención y concentración.
  • Le cuesta recordar los contenidos.
  • Dificultad para aplicar técnicas de estudio adecuadas (resúmenes, esquemas…)
  • Síntomas de ansiedad o malestar ante las tareas académicas o los exámenes.

Otros problemas habituales

  • Dificultad en el proceso de lecto-escritura: ritmo lento, errores al leer o escribir y problemas para comprender lo leído.
  • Problemas de conducta – falta de gestión emocional (enfados recurrentes, descontrol, impulsividad, negaciones continuas)
  • Actitudes de desagrado y desgana ante aspectos relacionados con el colegio (u otros).

Ante estos problemas, podemos ayudarte con los siguientes servicios…

INTERVENCIÓN FRENTE A DIFICULTADES DEL APRENDIZAJE

  • Problemas asociados a diagnósticos que interfieren en el aprendizaje: TDAH, TDA, Dislexia, Disgrafía, Discalculia, Trastornos Específicos del Lenguaje…
  • Estimulación del proceso Lecto-Escritor: comprensión, velocidad, ortografía…
  • Entrenamiento de la atención sostenida y selectiva.
  • Razonamiento concreto y abstracto, lógica, extracción y elaboración de la información.
  • Instrucción en la resolución de problemas lógico-matemáticos.
  • Estimulación de las Funciones Ejecutivas: atención, memoria, planificación, organización…
  • Técnicas de estudio: subrayado, esquematización, memorización…

EVALUACIONES PSICOPEDAGÓGICAS

Gracias a una evaluación psicopedagógica adecuada, obtenemos un buen diagnóstico de qué es lo que está interfiriendo en el desarrollo de un niño/a o adolescente para que no se esté dando un aprendizaje eficaz.

Una vez detectada la dificultad o necesidad específica, trabajaremos en equipo – familia, centro y niño/a – para potenciar su capacidad de aprendizaje.

Procedimiento habitual de una evaluación psicopedagógica:

  • Recogida de información de la familia, del niño/a, y si es posible del colegio con informes previos.
  • Realización de test o pruebas estandarizadas para evaluar los procesos dónde se encuentran las dificultades.
  • Corrección de pruebas y aplicación de criterios diagnósticos.
  • Elaboración del informe.
  • Devolución del informe: resultados obtenidos, orientaciones y plan de tratamiento acorde a cada caso particular.

PSICOLOGÍA INFANTO-JUVENIL

A parte de las evaluaciones e intervenciones psicopedagógicas orientadas a aspectos académicos y de rendimiento escolar, pueden surgir algunos problemas asociados al desarrollo psicológico y social que pueden interferir negativamente en el bienestar infantil y familiar.

Para ello, ofrecemos sesiones de psicología infantil y juvenil, en las que trabajamos para:

  • Mejorar las habilidades sociales.
  • Desarrollar estilos de comunicación adecuados.
  • Mejorar la autoestima y la motivación.
  • Gestionar las emociones.
  • Desarrollar estrategias para el manejo de la impulsividad.
  • Reducir y gestionar la ansiedad y malestar ante las tareas académicas o los exámenes.
  • Problemas de conducta: irritabilidad, enfados excesivos, frustración…

ASESORAMIENTO FAMILIAR Y EDUCATIVO

Durante el proceso de crecimiento de nuestros hijos e hijas, y durante su vida escolar pueden surgir muchas dudas o cuestionamientos en cuanto a las dinámicas del día a día o de nuestra forma de actuar.

Es por ello que además de los servicios anteriores, acompañamos también a las madres y padres que necesiten de un espacio y tiempo donde analizar sus necesidades y sus propios recursos y ofrecer un asesoramiento individualizado para solucionar juntos sus problemas o dudas.

Algunas de las cuestiones que solemos trabajar en las sesiones de asesoramiento familiar están asociadas a las distintas etapas del desarrollo de los niños y niñas y adolescentes:

  • ¿Qué podemos esperar de los niños/as según su edad? ¿Es adecuada la estimulación y juego que le ofrecemos?
  • ¿Cómo podemos saber si su desarrollo del lenguaje es el adecuado para su edad?
  • Juegos y juguetes más adecuados según sus necesidades.
  • Uso responsable de las pantallas en la infancia y adolescencia.
  • Establecimiento de límites y fomento de la autonomía.
  • Cómo actuar ante las rabietas.
  • ¿Es mi hijo/a un niño/a de alta demanda?
  • Problemas de sueño y de establecimiento de rutinas y organización.
  • ¿Cómo y cuándo es adecuado iniciar la retirada del pañal?
  • Celos entre hermanos. La llegada de un hermano. Peleas constantes entre hermanos.
  • Inclusión social y familiar en adopciones.
  • Cambios familiares (separaciones, cambios de ciudad, pérdidas…)
  • Mi hijo/a está entrando en la adolescencia y no sé cómo actuar ante su conducta retadora.

Y TODAS LAS QUE OS PUEDAN SURGIR, porque cada familia es única, y nuestra labor es buscar soluciones respetuosas para cada una de ellas según su situación y sus necesidades.